Bare-Knuckle una pelea contra el destino

La compañía CaracolesTeatro presenta una estupenda obra de teatro llamada Bare –Knukle en Casa Actum. Una historia que habla de la lealtad, el amor fraternal y la difícil situación que deben superar dos entrañables personajes para poder cumplir sus sueños.

¿Y de qué va Bare-Knuckle?

Pues es la historia de dos hermanos, “El güero”  y “El chaparro”, estos entrañables personajes  viven en un barrio común -como muchos otros que le dan color este país- donde los problemas económicos, el alcoholismo, las cascaras, la falta de oportunidades, las madrizas y los regaños están a la orden del día.

El güero es el hermano mayor -de carácter noble y soñador- busca siempre encontrar la solución a los problemas, a través de la razón; El chaparro -de carácter fuerte y explosivo- se guía por las emociones y los putazos para solucionar los mismos.

Es así como  “El güero”, un profesionista frustrado que ama el baile,  y “El chaparro”, un boxeador semi-profesional, buscarán cambiar su destino enrollándose en el mundo del box, en donde se encontrarán a personajes como: Julio Cesar Chávez y Eduardo Lamazón;  así como a managers tranzas y promotores sin escrúpulos. Así mismo, se verán inmersos en peleas clandestinas cobijadas por el peligroso mundo de las apuestas.

Aunque la puesta pareciera una simple historia de box y de sueños de superación, es una obra de amor y de lealtad entre dos hermanos, pues como lo comenta Israel Sosa quien interpreta a “El chaparro”- “La historia habla de un amor de hermanos, de este apoyo incondicional que existe entre los dos, ya que hablamos de un contexto mexicano y latinoamericano violento, que a pesar de ello existe el amor incondicional de familia”.

De igual forma, Salvador Carmona quien interpreta a “El güero” menciona- “Lo que buscamos transmitir además del amor de hermanos, de familia, es también basarnos en nuestro mismo contexto de tener éxito, de buscar un porvenir, tener una casa, un coche, igual como lo manejamos en la obra”.

Utilizando como escenografía dos costales de box -situación que ensalza aún más la figura de los personajes-, logran narrar la historia de manera magistral, llevando al público por cada una de las facetas que recorrerán este par de hermanos, en aras de alcanzar sus sueños.

De ello, nos comenta el director de la obra, Jesús Rojas -“No es necesario tanta utilería pues en su lugar se ocupa la narraturgía ya que en ella se rompe la cuarta pared –contacto con el público-, así se ofrece un contacto más cercano con el asistente, y así los actores cuentan la historia en donde también el público es parte de la obra. Todos los simbolismos que cuentan los personajes, el asistente los tomará y sabrán en donde los quieran posicionar”.

Es por ello que Bare-Knuckle no es una historia común, ya que rompe con las diversas obras que puedas encontrar en cartelera. Una puesta en donde podrás reírte, conmoverte, pero sobre todo que te hará pasar un rato agradable.

Función especial domingo 25 de febrero en Los Oyameles | Centro Social y Cultural