Camille Claudel

Camille Anastacia Kendal Maria Nicola Claudel nació en Fère-en-Tardenois, Francia el 8 de diciembre de 1864. Fue una escultora muy reconocida post-mortem. Su vida fue difícil, porque se comportaba libremente ante sus inquietudes y deseos, lo que la llevó a ser rechazada tanto por su familia como por la sociedad en la que vivió.

Sus obras maestras hoy en día se encuentran en la Galería de Arte en Bremen y en el Museo Nacional de las Mujeres. Entre las más famosas se encuentran “Joven con una gaviota”, “Las hambrientas”, “El gran vals”,”La edad madura” y “La pequeña castellana”. Murió en Montfavet, Avignón, en 1943 en el hospital psiquiátrico Ville-Evrard.

El encuentro con el desde entonces destacado escultor August Rodin de 43 años con Camille Claudel a la edad de los 19, terminó siendo una relación amorosa y contundente que duraría 15 años. Fue de él que recibió gran influencia tanto en técnicas como en temática artística. Otro de sus amantes sería el también destacado compositor, Claude Debussy.

Todos estos pormenores y más, son expresados de manera artística en la puesta en escena por la actriz protagónica Yuriria Fanjul en la obra teatral Camille Claudel bajo la dirección escénica del joven director Diego Vázquez. Obra teatral que presentan bajo un interesante monólogo biográfico, aún cuando mantiene la técnica de un drama con doble final.

La talentosa actriz Yuriria Fanjul interpreta a Camille Claudel expresándose en diversos momentos escénicos en un perfecto francés, lo cual le infiere a la obra mayor credibilidad en cuanto a la interpretación del personaje protagónico de Camille Claudel.

Esta puesta en escena, aún cuando es un monólogo, como comúnmente suele suceder, la actriz caracteriza a diferentes personajes secundarios, dándoles vida al modular tanto su voz como sus movimientos corporales, en las escenas en que se precisan.

De dicho modo deja claro al público asistente, las críticas de las que constantemente fue victima, así como las relaciones con otras personas que Camille Claudel tuvo y, que fueron de trascendental importancia en su vida, como lo fue con su amoroso padre, su madre inflexible y la osca relación que sostuvo con su hermano Paul Claudel, quien por cierto, trascendería en la historia, como un gran escritor francés.

La obra también tiene un dejo de modernidad que se observa en la dirección artística de Diego Vázquez, al introducir, por ejemplo, un micrófono a mitad de la obra con el cual la actriz habla simulando las voces de Rodin y Camille, o el artístico desnudo del torso de la protagonista, a media luz.

También la actriz Yuriria Fanjul interactúa en algunas ocasiones con el público, rasgo vanguardista que rompe la estructura clásica de la interpretación de una obra, para sacudir al espectador, quien comúnmente se mete en la temática, al cual hace consciente de que tan sólo se encuentra presenciando una interpretación artística en el teatro.

La puesta en escena es en un acto y un cuadro escenográfico a cargo de Edita Rzewuska, en el cual se observan grandes telares blancos que con el efecto de la iluminación cambian de tonalidad. La obra Camille Claudel se presentará hasta el día 8 de mayo en el Teatro La Capilla, en el sur de la Ciudad de México, los días viernes de cada semana a las 20:00 horas.

Fotografía Roberto Sosa López