El niño que se comió su sandwich con todo y su servilleta

Una obra teatral pensada y realizada para toda la familia, que intenta llevar la consigna de que todo problema tiene una solución, sólo hay que buscar la manera de resolverlo: enfrentando la realidad.

La historia de El niño que se comió la servilleta de su sándwich  presenta al personaje protagónico Rodrigo, un niño que está a punto de ingresar a sexto de primaria, en una nueva escuela. Este hecho lo inquieta sobre manera, razón por la cual decide comerse su sándwich con todo y servilleta, para enfermarse porque no quiere ir a clases.

La madre de Rodrigo se da cuenta de su plan; por lo que decide darle una solución a su empacho: una inyección. Rodrigo asustado, prefiere asistir al colegio en donde por su cierta timidez, no habla con nadie en el salón. Ahí se encontrará con Anselmo, un niño que lo molestará y amenazará de distintas maneras en compañía de la osca pequeña llamada Flor. 

La imaginación y los sueños se vuelven sus aliados y, junto con Lilí, su compañerita de quien goza de su compañía y amistad, intentarán solucionar las adversidades que se presentan con sus crueles compañeros de clase. Esta obra resulta ser divertida por sus constantes diálogos con gran contenido de humor negro, que nos hacen revivir el mundo con mezcla de ingenuidad, sinceridad y crueldad que impera en la edad de la infancia.

En un solo cuadro escenográfico y con la ayuda de la proyección multimedia en un gran telón de textura transparente, los actores permanecen la mayor parte del tiempo escénico en sus sillas para dar  vida con gesticulaciones, movimientos corporales y la modulación de sus voces, a los pequeñitos que integran la divertida comedia. 

Utilizando una técnica lúdica de respuesta, propuesta por el dramaturgo Ricardo Rodríguez, la obra transcurre intentando proponer dicha técnica, la cual en su opinión debe ser utilizada en la fase infantil para dar soluciones, y así enfrentar las problemáticas o situaciones adversas.

En la obra teatral El niño que se comió la servilleta de su sándwich actúan Teté Espinoza, Sara Pinet, Hamlet Ramírez y Luis Eduardo Yee. Se presentan en el Teatro La Capilla en el sur de la ciudad de México los días sábados y domingos a las 12:30 horas hasta el 28 de julio.

 

Fotografía: cortesía de Teatro La Capilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *