Errante: ¿Qué te hace ser humano?

Quien asiste a un espectáculo escénico, tiene la posibilidad de evocar algún recuerdo que habita en un rincón de su memoria. El espectador llega al teatro con un deseo, expectativa o una simple curiosidad manipulada por la publicidad de la obra o por algún amante de teatro. Ante esto, ¿El espectador será consciente de las mil y un posibilidades que tiene de experimentar la sensación de vivir algo, que quizá creía que estaba borrado de su memoria, de su corporalidad, de su pasado? En un instante, la evocación de algún recuerdo perdido entre sus memorias puede hacerse presente, ¿Será quizá por eso que muchos espectadores rehuyen del hecho escénico? ¿Tendría que existir un letrero en la entrada de los teatros con la frase “ADVERTENCIA, Usted está a punto de sentir un recuerdo ausente, un presente vivo o un futuro venidero”? ¿Existe un miedo colectivo a ser consiente de las memorias y peor aún del presente? 

Heme aquí, en el Centro Cultural el Hormiguero, en la función de Errante. Rostros anónimos, una propuesta escénica que se autodefine como “Danza-Teatro”. Un espectáculo que está construido con un lenguaje corporal predominante, que evoca a la deshumanización de la sociedad moderna. A lo largo del montaje, los cuatro personajes de esta historia se van fragmentando a través de movimientos repetitivos que reflejan a una sociedad diluida y caótica. La competencia, la destrucción y el exhibicionismo quedan plasmados bajo el apoyo de la sonorización, la iluminación y el desenvolvimiento escénico de los intérpretes que van de menos a más respectivamente. 

¿Qué está sucediendo en nuestra sociedad para que más y más propuestas escénicas busquen dialogar con este tema? ¿En verdad estamos en un declive o se trata de un escalón en la evolución de la humanidad? Ambos razonamientos son probables y válidos, como humanidad estamos frente a una serie de cambios sociales y de comunicación, que nos llevan a interactuar con las tecnologías imperantes. Hoy en día, hablar por teléfono ha sido sustituido por mandar mensajes de voz vía whats app, videollamadas y en muchos casos la sustitución de la palabra por los famosos stikers y/o emoticones. La inmediatez nos lleva a reconfigurar la comunicación. ¿Cuánto tiempo podemos estar frente al otro sin revisar las notificaciones del celular? 

Frente a este contexto, se pueden encontrar propuestas como lo es Errante. Rostros anónimos del Colectivo Oso de Agua, que a través de la mezcla de elementos dancísticos, teatrales y sonoros, logran dejar entre líneas algunas notas de reflexión para que los espectadores vayan dialogando con su cotidiano. 

Las interpretaciones se van configurando de manera positiva conforme avanza la trama de esta historia, sudor y movimiento, movimiento y sudor, son testigos de que ha vivido sobre el escenario un fragmento de realidad, que construye un discurso que va evolucionando para adherirse a cada uno de los Rostros anónimos. 

Un pasado, un presente o un futuro, Errante. Rostros anónimos evoca un momento específico de aquellos que observan, sienten y viven la fragmentación del ser humano del siglo XXI. ¿Qué nos hace ser y sentirnos humanos? Las reflexiones se despliegan de propuestas con sentido, que se sostienen con un discurso el cual será responsable de guiar la propuesta escénica, para que cada uno de sus elementos dialogue con aquello que se quiere decir. Errante. Rostros anónimos logra ese diálogo no solo entre los elementos de la puesta en escena (intérpretes, sonido, iluminación, vestuario) sino también entre quienes observamos. 

Una propuesta que con pocos elementos llena la escena, Errante. Rostros anónimos evoca una gama de emociones de esas memorias que observan. Una muestra de que el arte escénico debe contener discurso así como intérpretes. 

No pierdan de vista al Colectivo Oso de Agua. Para más información respecto a las próximas funciones o proyectos visiten sus redes sociales. 

 

Dirección: Diana Zamora | Intérpretes: Emilio Iturbide, Jazmín López, Idaid Licona, María Ortega. | Colectivo Oso de Agua

 

Fotografía: Colectivo Oso de Agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *