Estúpida historia de amor en Winnipeg

La Secretaría de Cultura a través del Centro Cultural Helénico, El Fondo para las Culturas y las Artes, junto con Sebastián Sánchez Amunátegui, acaban de presentar la obra teatral ESTUPIDA HISTORIA DE AMOR EN WINNIPEG cuyo texto es original de Carlos Talancón.

La dramaturgia es una obra romántica con un planteamiento naturalista, en el sentido en que tanto los diálogos como la propuesta escénica, no dejan mucho a la imaginación, sino que se expresan y se actúan sin tapujos, al mostrar las escenas tanto románticas como eróticas propuestas en el texto de Talancón.

Así es como aún cuando no se presentan desnudos artísticos, sí se muestra al público alguna parte intima de uno de los actores, quienes se besan apasionadamente, como precisa la obra.

La trama de ESTUPIDA HISTORIA DE AMOR EN WINNIPEG expone a una pareja homosexual, que se conocen casualmente en el baño de un metro de la ciudad, momento en el cual surge el romance que empero a ser profundo, los llevará a ciertos momentos de desasosiego. 

Ambos se gustan y se desean desde el primer momento en que se encuentran, pese a pertenecer a dos generaciones distintas, con actitudes, hábitos y gustos totalmente distintos.

En la historia aparece un tercer personaje, es decir, la madre del hombre joven, quien sueña con que su vástago siente cabeza y contraiga nupcias con una jovencita conocida por ambos. Sin embargo, el joven advierte abiertamente a su madre su evidente homosexualidad. Tras de ello decide irse a vivir con el hombre a quien casi acaba de conocer.

Un día la pareja decide dejar el país para irse a probar fortuna a Winnipep, un pequeño poblado ubicado en el sur de Canadá, alojándose temporalmente en la casa de la pariente de uno de ellos. Ahí sus vidas darán un gran giro inesperado.

Bajo las actuaciones estelares de José Ramón Berganza, Martín Saracho y Millet Gómez, la obra es dirigida por uno de sus productores asociados, quien es Sebastián Sánchez Amunátegui. En la trama, ambos personajes actúan como Yo narrador en primera persona; es decir que ambos por separado, van narrando al público los pormenores respecto a su relación.

ESTUPIDA HISTORIA DE AMOR EN WINNIPEG es la narración de un amor que transcurre mediante una escenografía desmontable, la cual solamente simula una especie de muro inclinado, un diseño de Isaías Martínez, quien además es el encargado del juego de iluminación. 

Las escenas están acompañadas ocasionalmente por la música de Tareke Ortiz, quien es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte en México. La obra  fue ovacionada con un largo y caluroso aplauso brindado por el público que asistió al estreno de la obra.

ESTÚPIDA HISTORIA DE AMOR EN WINNIPEG se presenta en el Teatro Helénico los días martes a las 20:30 horas hasta el 17 de diciembre.

 

Fotografía: helenico.gob.mx