Homenaje en el Museo del Estanquillo para Cristina Pacheco y Horacio Franco

 

Se llevó a cabo en el Museo del Estanquillo un homenaje a la periodista Cristina Pacheco y al flautista Horacio Franco por cuarenta años de labor cultural.

En una tarde llena de sorpresas, el Museo del Estanquillo y la página cultural Artes9 rindieron un homenaje a los cuarenta años de transmisión del programa “Aquí nos tocó vivir” que conduce la periodista Cristina Pacheco, así como al flautista Horacio Franco por los mismos años de trayectoria en la escena cultural nacional e internacional.

En punto de las seis de la tarde la terraza del Museo del estanquillo estaba abarrotada entre invitados, periodistas y personas que se dieron cita para estar a lado de estas grandes personalidades de la escena cultural.

Minutos después se hicieron presentes los homenajeados los cuales fueron recibidos entre gritos y aplausos por parte de los presentes. Cabe mencionar, que también estuvo en el estrado el caricaturista Juan Alarcón quien ofreció unas palabras de bienvenida.

De la misma forma Henoc Santiago, director del Museo del Estanquillo dio la bienvenida a los homenajeados, así como a los invitados, en especial a la Sra. Beatriz Monsiváis, sobrina del gran cronista Carlos Monsiváis, para posteriormente cederle la palabra a José Miguel Alva Marquina, director editorial de la página cultural artes9. Después de dar la bienvenida a todos los asistentes presentó un video en el que se recopilaban muchas de las piezas musicales que el flautista Horacio Franco había hecho a lo largo de su carrera, de igual manera en el mismo, estaban diversos personajes que le mandaban felicitaciones a Cristina Pacheco por su larga trayectoria y por los cuarenta años de su programa “Aquí nos tocó vivir”.

Terminando el video, el caricaturista Juan Alarcón tomo el micrófono para amenizar aún más el momento, charló con los invitados y mostró su gran talento,  para enseñarle al público y festejados, las caricaturas que realizó mientras acontecía la celebración. Un grato momento para asistentes y homenajeados.

Después llegó el turno de la cantante folclórica Rosy Arango “La Rosa Mexicana”, quien dedicó unas palabras a los homenajeados y junto al grupo musical “Los Esparza” interpretó para Cristina Pacheco la canción “Obsesión” haciendo remembranza a la obra de José Emilio Pacheco.

En palabras de la interprete: “Estoy convencida de que los artistas, los comunicadores, tenemos esa misión de llevar con nuestro arte un pedacito de fe, de esperanza, de unión, de amor que tanta falta nos hace y usted maestro (Horacio Franco) tiene el don de un pastor que va llamando uno a uno a su rebaño al sonar de su flauta maestro, no tengo más que ofrecer porque tuve el gusto de estar en el lunario con el maestro Matías Carvajal y yo me acerque al maestro Sebastián y le dije ojalá que la vida me permita un día tenerlo sentadito frente a mí y poderle cantar, hoy la vida con ese compromiso de llevar nuestra cultura, nuestra música mexicana, nuestros compositores, hoy mis fieles escuderos “Los Esparza” le vamos a cantar lo que para mí es una canción maravillosa, El pastor

Tras el emotivo discurso, cantó la canción “El pastor” para Horacio Franco, la cual no sólo estuvo interpretada por los músicos y la cantante, sino que el reconocido flautista de manera espontánea también participó en ella para el deleite de los ahí presentes.

Terminando la soberbia interpretación de Rosy Arango y sus grandes músicos, toco el turno de los homenajeados,  el que inicio fue Horacio Franco que a manera de entrevista charló con Cristina Pacheco coincidiendo con ella, es la vida, la que hay que celebrar, el vivir este día y buscar la felicidad fuera de los bienes materiales.

En palabras de Horacio Franco “No regalamos un homenaje, es para todos, sí cuarenta años representan mucho tanto para Cristina como para mí, pero homenajeamos el estar vivos, el estar aquí”.

En la misma charla Horacio Franco le preguntó a Cristina Pacheco por qué mucha gente no es feliz, la periodista y escritora dando muestra de su humildad y en tono calmado respondió:

Porque queremos cosas por las cuales no vale la pena y por las cuales nos matamos, la gente es capaz de cualquier cosa por tener una posición, por tener renombre, por cobrar la fama de cinco minutos, está muy bien tener todo eso, supongo que debe ser maravilloso, pero tiene que haber algo adentro

Creo que es un error terrible no pensar en el interior de uno, no pensar en que cada día es único y que no vuelve, no quiero perder este día, no cambiaría este momento con todos ustedes por tener la oportunidad de ganar mucho dinero, no es que no me interese, es que no lo necesito en ese sentido, la vida está llena de otras cosas

Para finalizar la charla Cristina Pacheco agradeció al espacio y recordó de manera muy emotiva al cronista Carlos Monsiváis:

No quisiera irme sin agradecer a quien está aquí y a quien ha hecho posible esta reunión, una gente a la que quise enormemente, fue mi amigo, fue mi maestro, lo recordaré siempre”.

Hay que decir que en este momento nos hace falta la inteligencia de Carlos Monsiváis, un hombre crítico, un observador tenaz, un hombre capaz de reflexionar en las cosas que nos están rodeando y de ver este mundo que se ha complicado tanto, él era un gran lector de poesía, recuerdo la emoción y la intención con que Monsiváis me declamó uno de los poemas del gran Xavier Urrutia, de verdad Carlos te debo las noches de México y te debo algo más, tú me presentaste en Ciudad Universitaria a José Emilio Pacheco”.

Horacio Franco también recordó grandes momentos que paso con el escritor, las salidas nocturnas que tuvieron, las charlas y sobre todo la enseñanza que le dejo la partida de Carlos Monsiváis:

No dejen lo importante por lo urgente, por qué razón, porque yo con Carlos me vi esporádicamente, siempre íbamos a salir, íbamos a comer, pero nunca nos pudimos ver, porque teníamos cosas urgentes que arreglar, cosas urgentes que resolver, él tenía que dar conferencias, yo conciertos, sin embrago, no saben qué pesar me dio cuando se murió, haber procrastinado, haber dejado para después algo que hubiese sido maravilloso”.

Al terminar las palabras de los homenajeados toco el turno a el caricaturista Juan de Alarcón quien brindo unas palabras y le regaló una caricatura a cada uno de los participantes en el homenaje, Rosy Arango, Horacio Franco y Cristina Pacheco.

Para finalizar el homenaje el director Henoc Santiago dedicó unas palabras y a manos de la señora Beatriz Monsiváis los homenajeados recibieron un reconocimiento por parte del Museo del Estanquillo y Artes9. Posteriormente se partió un pastel entre aplausos y gritos de los asistentes para culminar con esta gran celebración.