La obra que sale mal

El teatro está formado por diferentes elementos como es el texto (todo lo que dicen los actores), la dirección (las indicaciones y decisiones del responsable de la puesta en escena), la actuación (el fenómeno en el que el actor asume la interpretación de un personaje), además de la escenografía, utilería, musicalización, iluminación, etc. Todo esto se integra para crear una ficción donde el público se ve inmerso. Esto es lo que nos muestra la obra “La obra que sale mal” de Henry Lewis, Jonathan Sayer, Henry Shields, que se presenta, bajo la dirección de Mark Bell, en el Centro Cultural Teatro 2, los viernes a las 20:30, sábados 17:00 y 20:30,  y domingos 13:00 y 18:00 horas, hasta el 28 de abril del presente año.

“La obra que sale mal” es una aproximación fársica de todo lo que puede salir mal durante un estreno de una obra de teatro. Una agrupación dramática universitaria llega a su día de estreno, cuya obra a representar es la denominada “Asesinato en la Mansión Haversham”, que antes de empezar comienzan los problemas, cuando el staff comienza a buscar desesperadamente a un labrador que aparentemente se ha perdido dentro del teatro. Así, se suscitan infinidad de accidentes y equivocaciones durante la función, donde vemos escenografía dañada, errores de texto, actuaciones falsas, utilería que ha sido cambiada, etc.

El elenco está compuesto por Juan Carlos Medellín como Toño, Artús Chávez como Chris (El director de la obra y actor de la misma), Iván Carbajal como Jonathan, Daniel Haddad como Roberto, Adrían Vázquez como Dennis, Majo Pérez como Sandra, José Luis “Guana” Rodríguez como Max y Ari Albarrán como Annie; además de alternar funciones los actores Daniel Breton, Daniel Ortiz y Ana Sofía Gatica.

Todos en general hacen un excelente trabajo, sobre todo en la improvisación que algunos ejecutan al interactuar con el público, pues lo particular de esta obra es, que desde la entrada del público a la sala, ya existe la actuación de los personajes, ayudándonos a entrar en la convención de que efectivamente es real lo que se está suscitando.

Próspero Teatro and Lemon Studios bajo acuerdo con Mischief Worldwide presentan una gran producción, destacándose la escenografía de Nigel Hook, cuya importancia llega a igualar a un actor más, pues gracias a las modificaciones que sufre la escenografía es que muchas acciones se desarrollan durante la escena. La iluminación de Ric Mountjoy de igual forma ayuda a la construcción de ambientes y accidentes propuestos durante la obra. El vestuario de Roberto Surace, así como la música original de Rob Falconer, terminan por redondear esta propuesta llena de cómicos accidentes.

“La obra que sale mal” ha sido ganadora como mejor comedia del año en los premios Oliver 2015, mejor escenografía Tony Awards 2017 y Mejor Obra Broadway Audience Choice Award. En México esta es su tercer temporada, gracias al gran éxito que tuvieron las dos temporadas anteriores en el Teatro El Helénico. Es una obra donde no se parará de reír, pues las situaciones presentadas son de lo más chuscas, pero sobre todo, es una condensación de todos los posibles accidentes y errores que se pueden dar en una obra de teatro, sin embargo, siendo demasiado exigentes, es totalmente predecible y al final de la obra, ya se sabe que más ira mal, en esta obra que sale mal, pero que se hace tan bien, que nadie debe de perdérsela.

 

Centro Cultural Teatro 2

Av. Cuauhtémoc 119 altos esq. Puebla, Col. Roma.

Viernes 20:30 horas, sábado 17:00 y 20:30 horas, domingo 18:00 horas.

Hasta el 28 de abril.

Dramaturgia: Henry Lewis, Jonathan Sayer y Henry Shields

Dirección: Mark Bell

Elenco: Juan Carlos Medellín, Artús Chávez, Iván Carbajal, Daniel Haddad, Adrían Vázquez, Majo Pérez, José Luis “Guana” Rodríguez, Ari Albarrán, Daniel Breton, Daniel Ortiz y Ana Sofía Gatica.