Malintzin de Luis Santillán

¿A quién debo mi lealtad, al *hombre que todo lo nombra* o al hombre que me elevó para dirigirme al Huey Tlatoani“. Una joven maya cambió el destino de dos mundos con su voz.

Malinalli es una joven devota a las costumbres de su pueblo, anhela ser elegida como doncella de sacrificio para Chaac el implacable dios de la lluvia, sin embargo la vida que conoce cambia violentamente cuando desde el mar llegan los hombres barbados ataviados de metal. Los mayas son vencidos y Malinalli es entregada a los españoles como tributo de guerra, después de recibir el bautismo se convierte en doña Marina. Junto a Hernán Cortés descubre su talento como intérprete traduciendo palabras entre extranjeros, aliados y enemigos facilitando así el camino del conquistador hasta la Gran Tenochtitlan.

Malinalli, Marina, Malintzin o Malinche resulta ser uno de los personajes más controvertidos de la historia de México, sin embargo esta puesta en escena no busca entrar en la discusión baladí sobre la traición consciente o inconsciente de la que tan libremente se le suele acusar, sino que opta por dar voz a un sujeto histórico de características muy humanas, lejos del discurso manejado en la llamada “historia de bronce”. Luis Santillán nos pinta una mujer con la capacidad de advertir la crisis ante la que se encuentran ambos mundos, que no obstante debe apostar por uno de los dos bandos: el aplastante imperio mexica en el que ve a un amenazante enemigo, o los ajenos conquistadores que le han empezado a tener algunas consideraciones, ante todo la crisis más grande resulta ser la lucha interna y su propio instinto de supervivencia.

El texto oscila entre los hechos históricos basados en las crónicas de la Conquista, donde se pueden reconocer La Cartas de Relación y las historias de Aguilar y Díaz del Castillo (entre otras); así como entre la visión novelada del dramaturgo. También se puede ver un tenor ambivalente en la obra, donde los acontecimientos son narrados al público con un toque jocoso y los diálogos entre personaje y personaje -así como las disertaciones internas de Malintzin– aportan el dramatismo tradicional del género teatral.

Tres actrices son las encargadas de llevar las líneas de Santillán a escena, actrices integrales según se advierte en sus capacidades vocales para el canto. Entre este trío se asumen los roles de la narradora, algunos personajes secundarios, y por supuesto el de Malintzin, cuyo carácter polisémico sugiere su ambigua lealtad y por supuesto su destreza políglota. El excelente texto queda realzado por algunos coros en lengua indígena ejecutados en vivo que fungen como un artesanal modelo de música de fondo; esto, combinado con el trazo escénico y el movimiento de cuatro muebles practicables, dan cierto carácter ritual a la obra.

Malintzin cerrará su temporada el próximo lunes 28 de agosto en La Teatrería. Para que los lectores de Difusión Ka no se pierdan de esta experiencia tenemos la siguiente promoción: Presentando en taquilla esta reseña en cualquier dispositivo móvil, podrás adquirir tus boletos por únicamente $100.00 cada uno. 

Dramaturgia y dirección: Luis Santillán

Dirección musical y música en vivo: Paulina Lemus  

Elenco: Natalia Alanis, Melanie Borgez y Alexa Martín.

La Teatrería: Tabasco 152, Colonia Roma Norte, Ciudad de México 

Horario de Malintzin: Lunes 8:30 hrs. del 3 de julio al 28 de agosto 2017 Boletos: $250.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *