Mañana: Una metáfora de la memoria

—”Empecé a escribir mañana hace dos años. Pero nació durante una madrugada seis años atrás en el camerino de un teatro, en un encuentro único e irresponsable, que siempre guardaré en mi memoria. Muchos años después, una invitación a tomar un café me hizo recordar por qué necesitaba escribir esta historia.”
Hoy nos falta memoria. Olvidamos todo muy rápido, muy fácil. Olvidamos nuestro pasado. Olvidamos quienes somos. Hoy son unas palabras, mañana unas caras, después será un sentimiento. En el camino nos olvidamos de nosotros, se nos olvida ser humanos…”

Con una maravillosa reflexión que hace el autor Raynolds Robledo, acerca de la vida que además nos muestra que a veces algún detalle que parece insignificante, puede ser el detonante para la maravillosa creación.

Le comento qué Mañana es una dramaturgia muy bien escrita, coherente y bien estructurada, que muestra como punto medular una de las enfermedades que muchas personas padecen: el Alzheimer. Por supuesto que no es el único tema a tratar, pues también se muestra en la historia el problema de la desunión familiar, la incomprensión, la intolerancia y el egocentrismo.

A manera de sinopsis, se presenta a una pareja sentimental de homosexuales, quienes al intentar concretar una unión familiar, deciden tomar en adopción a una pequeña de 8 años de edad. Uno de ellos, ha dejado a su mujer en busca del amor masculino, pero se encuentra con la incógnita de no saber si realmente desea asumirse como padre de familia en su nueva relación. 

Por otro lado presentan a su media hermana un poco menor, quien vive en desamor ante la ruptura con su marido, sin darse aún cuenta de que ha quedado embarazada. Por su parte, el padre de ambos es un hombre egocéntrico el cual fue infiel a su esposa, teniendo una hija con su amante quien falleciera y que tras el paso de los años, comienza a sufrir de Alzheimer y a quien su mujer desea abandonar.

El aparente desapego entre los miembros de la familia, hacen que la llegada de la pequeña niña adoptada los enfrente al tortuoso pasado, desencadenando una serie de situaciones inesperadas para todos.

Mañana es una puesta en escena que tiene como referente un día cualquiera en nuestra ciudad. Es una dramaturgia que transcurre en dos tiempos escénicos, con un solo cuadro escenográfico compuesto por una larga escalera y dos travesaños en donde suceden todas las escenas de esta comedia, con ciertos tintes de drama.

En ella actúa el maestro Juan Carlos Barreto en el rol del padre (Gibran),  Pablo Perroni como su hijo homosexual llamado Bran, Héctor Berzunza actúa como Joel (la pareja sentimental); Ana González Bello en el papel de Olivia (la media hermana), la primera actriz Verónica Langer como Tina (la esposa del padre) y, finalmente la actriz infante Julieta Luna, caracterizando a la niña adoptada (Mila).   

Mañana se encuentra dirigida por Cristian Magaloni y es una producción de Eloy Hernández y Gustavo Gonzálo Sanz. Se presenta jueves y viernes 20:30 h, sábados 19:00 h y domingo 18:00 h en el Teatro Helénico, los fines de semana hasta el 1 de marzo.

 

Fotografía: www.helenico.gob.mx/manana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *