Protocolos para lanzarse al vacío

 

—El trastorno de Identidad Disociativa también llamado trastorno de Personalidad Múltiple es un trastorno que sucede cuando una persona se enfrenta a un acontecimiento traumático en la vida, el cual crea que dicha persona desarrolle dos o más tipos de personalidades, las cuales tienen recuerdos, experiencias y psicologías diferentes. Mínimo dos de dichas personalidades controlan las reacciones del individuo en diferentes etapas. En México se registra un aumento en el índice de las personas con éste padecimiento en Michoacán, Coahuila y Estado de México debido a actos violentos presenciados por niños.—

La puesta en escena de la obra teatral Protocolos para lanzarse al vacío fue escrita por el dramaturgo y su director artístico, Hugo Wirth. Es un drama que se escribió en torno al Trastorno de Identidad Disociativa, descrita a-priori por la Compañía Los Tiranosaurios Teatro “Compañía Municipal de Teatro de Tlanepantla de Baz Colectivo Escénico “El Manatí Rosa”

Equipo creativo quienes tras de tres años de amasar la idea de llevarla al escenario, finalmente durante 4 meses de arduo trabajo y planeación, concretaron la representación de ésta obra, llevándola al escenario.

La trama como he mencionado, hurga en la enfermedad  del Trastorno de Identidad Disociativa padecida por un joven; personaje mezcla de realidad y de ficción, quien tras de sus últimas 72 horas en las cuales vive sucesos trascendentales de su vida, su Yo inconsciente sale a flote, llevándolo a evidenciar sus diferentes personalidades, producto de los desajustes emocionales traumáticos iniciados durante la infancia, llevándolo al límite desastroso, imaginario de sus emociones y perversiones imaginarias, las cual identifica como reales.

La obra es un drama a manera de monólogo ejecutado por el actor Erick Israel Consuelo, quien representa a diversos personajes tanto ficticios como reales, que el personaje protagónico va narrando y actuando a la vez, de manera polifacética y versátil, durante todo el tiempo escénico.

La puesta en escena de Protocolos para lanzarse al vacío se presenta en un solo cuadro y tiempo escénico, actuando Erick Israel Consuelo en un escenario, en donde el juego de luces y la musicalización así como los sonidos ejecutados, van acorde con las interpretaciones del actor.

La psiquis, es el ingrediente principal de éste drama emotivo, que lleva al público a conocer la parte interna de un personaje que sufre a consecuencia, de un padecimiento, qué al parecer sufren cada vez más, una parte de la población, más allá de los límites territoriales descritos por el autor de éste drama.

El mensaje que lleva como consigna ésta representación es justamente, como lo hicieron saber el equipo creativo de Protocolos para lanzarse al vacío, que es tomar conciencia de que existe éste padecimiento, una problemática que exponen con la finalidad de poder unir esfuerzos para solucionar dicha situación.

Protocolos para lanzarse al vacío se presenta en el Foro “A Poco No” de viernes a domingos hasta el día 17 de noviembre.