¡Que arda Tebas!

 

Una comedia fársica que muestra las vicisitudes que ocurren tras bambalinas, cuando se pretende montar una obra teatral, pues más allá del compromiso que adquiere cada uno de los hacedores de teatro, pueden surgir muchas cosas inesperadas que podrían echar a bajo incluso, a un excelente proyecto escénico.

La parte de la psiquis, la relación entre los actores, la toma de decisiones inesperadas, las trampas ocultas, el hostigamiento sexual, la prepotencia y actos mal intencionados, pueden ser algunas de las trabas, al final del día laboral en un teatro cualquiera. Justamente ésta es la temática a tratar, es una obra realmente de contenido hilarante.

¡Que arda Tebas! Es un deleite en especial para aquellos que trabajan en dicho medio artístico, pues se pueden ver reflejados en algunas de las escenas de esta puesta en escena, la cual va tomando algunos matices de humorismo negro que hacen reír a los espectadores, pese a la seriedad de los problemas suscitados en la trama. 

La historia trata de un grupo de hacedores de teatro, quienes justo el día del estreno de una versión posmoderna de la obra “Edipo Rey”, no cuentan en el último momento con todos los integrantes del elenco. Las conversaciones fuera de los camerinos comienzan a tornarse tensas. Circunstancias que provocaron dichos obstáculos se empiezan a hacer evidentes y el ambiente se vuelve desolador.

Sin embargo, los hechos y las actuaciones improvisadas parecen darle un giro a la situación, pues el público se muestra interesado y conmovido, sin caer en cuenta de que la trama realmente no tomó el curso planeado.

¡Que arda Tebas! Es un texto original de nuestro joven entusiasta escritor mexicano Américo del Río, cuya obra anteriormente ya había sido publicada a manera de libro físico.

Tanto para el autor como para su director Juan José Tagle, esta Producción Escénica S.E. pone a la postre la reflexión sobre la inclusión en la obra, bajo un contenido de metateatro, entendido dicho concepto como “el teatro dentro del teatro”; por todo ello la compañía expone la siguiente aseveración, respecto a la estructura y contenido teatral de este montaje escénico:

“ El concepto de la obra se basa en la reflexión sobre la evolución del teatro burgués al posdramático durante el siglo XX, y lo que va del XXI. La propuesta de dirección apunta principalmente a tres ejes: el texto dramático y su interpretación de comedia, que dictarán la directriz del tono y ritmo; la propuesta estética, la escenográfica y la de iluminación, así como la exploración teatral de las dos propuestas que sugiere el texto: por un lado la historia convencional de los actores el día del estreno y, por otro lado, la interpretación de la tragedia clásica bajo los ojos de la posmodernidad.”

¡Que arda Tebas! Cuenta con el elenco estelar integrado por Lucero Trejo, Héctor Holten, Hamlet Ramírez, Samanta Coronel/Luz Olvera, Miguel Narro, Estephany Hernández y su mismo autor, Américo del Río.

La obra se esta presentando en el Teatro Orientación en el Centro Cultural del Bosque  hasta el día 16 de junio, bajo la producción del INBAL y la Secretaría de Cultura en México. 

 

Fotografía: La Otra Escucha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *