SONIDOS DEL CORAZÓN. Un canto al amor entre padres e hijos

Este fin de semana se estrena la melancólicamente feliz: Sonidos del Corazón (Hearts Beat Loud, 2018). La película dirigida por Brett Haley se presenta como lo mejor del cine independiente estadounidense de la temporada. Resultando todo un apapacho a las relaciones entre padres solteros e hijos.

Frank es un padre soltero que trata de salvar de la ruina su tienda de discos de vinilo; mientras se acostumbra a la idea de que su hija: Sam, se va a ir al otro lado del país a estudiar la universidad. Frank sube a internet una canción que compone con su hija y se convierte en un éxito Indie, ahora Sam debe tomar la decisión: quedarse con su papá y buscar una carrera musical o ir tras su sueño de ser doctora.

Con un tono de bajo perfil independiente, la película nos habla de la familia y el apego en situaciones de cambios drásticos. ¿Quién no se ha aferrado a lo que tiene cuando las situaciones son difíciles? Me refiero a la película como melancólicamente feliz debido a que desde el primer plano se muestra ese sentimiento, ya sea en una tienda de discos vacía, en una vida solitaria como la de Frank o la perdida que tanto padre como hija comparten (esposa y madre respectivamente), pero la película también plantea que toda pérdida tiene consigo un cambio positivo aunque nos sea difícil verlo a primera vista, manejando un tono esperanzador.

El soundtrack de la película es exquisito, varía de los ritmos lentos a los ritmos electro-tropicales. Una chulada, tanto musicalmente como por la hermosa voz de Kiersey Clemons. Los temas musicales se fusionan a la perfección con la historia. Yo corrí a descargar las canciones en cuanto acabé de ver la película.

Las actuaciones son bien llevadas por una dirección intimista, se agradece que no caiga en el drama, al contrario se manejan complicados temas como: el apego y la perdida de una forma muy sobria. Los personajes son entrañables. Nick Offerman como el padre hippie es conmovedor. Sonidos del Corazón, resulta una excelente opción para un fin de semana algo caótico en cuanto a estrenos de cine. La película se puede ver en las salas de arte de CINEMEX. No los defraudará.