Yugular

La vena que desciende desde el ángulo de la mandíbula hasta la parte central de la clavícula y desemboca en la vena subclavia, es la yugular, y es la responsable de drenar la sangre que proviene en su mayor parte del cuero cabelludo y de la cara, y comúnmente la identificamos por la zona en la que se encuentra, que es la garganta. Medardo Treviño utiliza el nombre de “Yugular” para nombrar su obra proporcionándonos la alusión de un ente vampírico, sangre y muerte; bajo su propia dirección escénica, Treviño presenta esta obra en el Foro 37 Teatro Boutique, todos los sábados a las 17:00 hrs., hasta el 31 de marzo.

Yugular es la historia de un hombre, empleado de gobierno, específicamente del archivo general de la nación, que se ve enfrentado al olvido, por lo que tiene que hacer uso de elementos para ir recordando constantemente su pasado inmediato, rehusándose a caer en el olvido total. Una alegoría del ser humano que se alimenta de los instantes para sentirse vivo y  así darle significado a su vida, pues en una ciudad cosmopolita, como lo es la Ciudad de México, los seres humanos se pierden entre los millones que transitan, pareciendo que su existencia carece de sentido, lo cual causa angustia por esa necesidad de hambre de vida.

El encargado de realizar este monólogo es el actor Rosendo Gázpel, quien interpreta a este hombre atormentado y lleno de angustia, que por momentos simula a un ser vampírico y en otros momentos a un ser humano con la necesidad de ser visto y valorado. Cabe señalar el gran dinamismo de la actuación de Rosendo Gázpel, pues durante la obra aborda diferentes emociones y momentos catárticos, que repentinamente cambia para irse a la sosegada tranquilidad de la evocación del recuerdo, transmitiendo gran energía y mostrando gran dominio escénico.

La escenografía se caracteriza por tener unos cortinajes al fondo y gran cantidad de post its con palabras claves en todo el escenario, lo cual contrasta con el negro del espacio. La utilería, como cubiertos, copas, etc., ayudan a significar escenas que, junto con el vestuario, nos delimita a un ser que perfectamente puede existir en esta o quizá en otras épocas. La musicalización de Oscar Cisneros, así como los efectos de sonido, se suman a los elementos lúdicos que permiten recrear la atmosfera propuesta por la obra. Por último, la iluminación juega como un elemento importante, pues con el uso de cambio de tonalidades e intensidades, hacen que el discurso dramático tome fuerza.

Yugular nos hace reflexionar sobre como el ser humano vive, y que en ocasiones pareciera que nuestro ser nos ha abandonado y únicamente vivimos mecánicamente sin disfrutar y sacarle el mayor provecho a nuestra vida. Y aunque es eminente que nuestra muerte llegue en algún momento, muerte que huele a soledad y a principio, pareciera que se nos adelanta y para permanecer en un estado letárgico, como si ya estuviéramos muertos en vida, abandonados en nuestra propia soledad. Un reflejo de como la humanidad está viviendo la desesperanza ante la maldad, la violencia y la destrucción que padecemos, pero sin embargo, siempre tenemos la semilla de la esperanza para mejorar.

Foro 37 Teatro Boutique

Londres No. 37.  Col. Juárez, Del. Cuauhtémoc

Sábados 17:00 hrs.

Hasta el 31 de marzo de 2018

Dirección y dramaturgia: Medardo Treviño

Elenco: Rosendo Gázpel