Yesterday. Ligereza para disfrutar

 

Danny Boyle, regresa al cine. Su más reciente película: Yesterday, llega a cines mexicanos este fin de semana. Se trata de una comedia ligera y músical que resulta una bocanada de agua fresca dentro del género. Además de plantear situaciones hilarantes, donde se dejan ver reflexiones sobre el quehacer artístico, la originalidad y el show business.

La historia se desarrolla alrededor de Jack Malick, un joven músico y compositor independiente, con buenas intenciones y talento pero que no ha llegado a despegar en su carrera artística. En el momento en que decide tirar la toalla sufre un accidente que pondrá todo a su favor con ayuda de un pequeño gran plagio.

El valor de la película recae en la actuación y en un guion muy interesante. Sin grandes pretensiones se trata de un cariñoso homenaje al legado de los Beatles y su influencia, por ejemplo, hay escenas que remiten al origen de las canciones que todos conocemos. Se plantean interesantes interrogantes, como: ¿Cuál es el secreto del éxito? ¿Qué es más importante para un artista: el talento o la mercadotecnia? ¿Dónde se encuentra la división entre plagio, apropiación y el homenaje?

De hecho, en primera instancia la película me recordó mucho a las comedias de situación estilo europeo. Lo primero que pensé es que una vez más se comprueba que volver a las estructuras clásicas siempre funciona. Revisando los créditos me di cuenta el porqué de esta impresión y es que el guionista de la película es: Richard Curtis, guionista de películas como: Cuatro bodas y un funeral (1994), Notting Hill (1998), El diario de Bridget Jones (2001), entre otros grandes éxitos. Sin lugar a dudas la marca personal es evidente.

Hay una especie de convergencia entre fondo y forma dentro de la película. Por ejemplo, la trama romántica es dulce e inocente, justo como las temáticas de las canciones del cuarteto de Liverpool, en ambas estructuras se da la vuelta a una sexualidad explicita por un cursi romanticismo.

Las actuaciones sobresalen gracias a la excelente química entre los dos protagonistas: Himesh Patel y Lily James. Estos actores individualmente manejan un ritmo y un tempo para la comedia muy disfrutable.

Me resultó muy curioso que la película haya sido dirigida por Danny Boyle, este director ganador del Oscar por, Quisiera ser millonario (2008) y aclamado por, Trainspotting (1996). Ya que su marca no es tan presente en esta película. Se aprecia el trabajo de un buen director sobre todo en el manejo de un subtexto muy nutrido e interesante; ofreciéndonos escenas que en manos de otro director hubieran sido desaprovechadas. Por ejemplo, cuando Jack pretende cantar una canción para su familia, (familia que ya está aburrida de su talento poco desarrollado), se convierte en una escena hilarante, manejando un tono muy sutil que involucra al espectador en este doble juego de reconocimiento y humillación hacia el protagonista.

Al mismo tiempo se siente un trabajo demasiado ligero para el director de, 127 horas (2010), quien se ha caracterizado por ser melómano, curiosamente en esta película, homenaje a los Beatles, la música no destaca tanto. También puede ser que sea parte de su discurso.

Sin lugar a duda Yesterday, es una película que disfrutarás, porque es divertida y con su vuelta de tuerca logra reconciliarnos con el universo musical de los Beatles, llevándonos al mundo de lo posible. Haciéndonos recordar que: All you need is love. Una excelente apuesta para este inicio de septiembre.