Wenses y Lala: La alegría de estar vivos

 

 

Wenses y Lala es una obra cómico-dramática actuada y dirigida por Adrián Vázquez, en el papel de Wenses, en la que muestra el recorrido de su vida a lado de Lala, su esposa, interpretada por la actriz Teté Espinoza; esta pareja entrañable, será la que nos enseñé que la vida a pesar de todos sus conflictos y desatinos, es maravillosa.

Wenses es un norteño recio, introvertido y con un ardiente sentimiento hacia su esposa; Lala, su mujer, es alegre, extrovertida y adorable, esta pareja unida por la desgracia, nos demuestra que aún con los sinsabores de la vida, se puede sonreír, soñar, amar, ser feliz.

Entre los dos, le van contando al público cómo se conocieron, el duro entorno en el que crecieron, las circunstancias que los pusieron en el mismo camino, sus aciertos y errores, pero, sobre todo, cómo se llegaron a amar. La puesta la ambientan, según las características, en algún pueblo del norte del país, en donde por las circunstancias dadas en el lugar, no deja lugar a duda que es en México.

La puesta comienza con la aparición de Lala y Wenses sentados en una banca, la escenografía es parca, sin embargo, desde el momento en que ella comienza a hablar, la atención recae en los personajes, ellos llenan todo el escenario, algo que ocurre desde el inicio hasta el final de la obra.

La actriz Teté Espinoza da gala de su dominio en los escenarios para entrañar a un personaje inolvidable, el cual desde el inicio de la puesta muestra la alegría y viveza con que se desenvuelve Lala. Ella será la que incité por medio del público a que Wenses, su esposo, cuente junto con ella su historia.

Es así como Wenses poco a poco se va desprendiendo de su timidez y con su contraparte e inseparable alma gemela, nos cuentan el inicio de sus vidas y el final de ellas; en ese recorrido, nos deleitan con sus aciertos y errores que han cometido, los giros dramáticos están a la orden del día. Nada hace extrañar la falta de escenografía, al contrario, la interpretación y voz  de Lala cantando bellas canciones, generan un efecto que nos adentran al clímax dramático, es un sube y baja de emociones, las lágrimas al acecho, sabes que van a llegar y llegan, no sin antes robarte una carcajada.

Wenses es un personaje que va in crescendo en la obra, pasa de tener una personalidad tímida y sosa, para  robarse las sonrisas y lágrimas del público; demuestra ser un tipo valiente y arrojado que poco a poco, conforme se va desarrollando el drama, toma la batuta de su vida, la de Lala y de su historia, es así como se convierte en el hilo conductor de una trama entrañable y bellísima.

En la puesta aparecen varios personajes, pero sólo dos están es escena, Wenses y Lala, sin embargo, con el gran dominio de la historia, recrean a todos ellos, en la mente del espectador, como una caja de pandora, aparecen los padres de los protagonistas, curas, policías, nietos, hijos y hasta asesinos. Nadie escapa, ya son parte de Wenses, Lala y el público.

En este vaivén cómico-dramático, Wenses y Lala, ofrecen al espectador no sólo risas, canto o nudos en la garganta disfrazados de prolongados silencios, sino también, una crítica a los problemas sociales que existen en algunas regiones del país, todo ello, sin perder en ningún momento el hilo conductor de su obra: la vida de los protagonistas.

Esta puesta fue ganadora de múltiples premios en el 2018, entre ellos: Mejor Dramaturgia Mexicana, Mejor Obra de Teatro, Mejor Actor y Mejor Obra de Teatro Internacional-Miami 2019, la obra tiene los argumentos para no demeritar ninguno de ellos, sin embargo, el mejor reconocimiento, al parecer, viene del público, ya que con conocimientos o sin ellos de las artes dramáticas, no dudan en ponerse de pie y en una horda de aplausos agradecer la puesta; tal vez sea porque Wenses y Lala le hace ver al público que se pueden levantar de los golpes de la vida, que se puede  amar pese a los contratiempos y, pese a todo, se puede ser feliz.

 

Wenses y Lala | Dramaturgia: Adrián Vázquez | Dirección: Adrián Vázquez | Elenco: Adrián Vázquez y Teté Espinoza | Teatro: Xola Julio Prieto | Horario:  martes 20:30 hrs. del 4 de junio al 27 de agosto del 2019 | Duración: 90 minutos | Entrada: $350