Feliz Año Nuevo, mamá

 

Bajo la dramaturgia y dirección de Álex Figueroa, se presenta la obra teatral Feliz Año Nuevo, mamá, con una corta temporada de ocho representaciones, en el teatro “La Capilla” en la Ciudad de México. 

Feliz Año Nuevo, mamá es un texto ad-hoc a la temporada decembrina que casi  acabamos de concluir y de celebrar, iniciando así el “Año Nuevo” en curso. Es un texto que además tiene como punto de partida la región de Canadá, en una noche extremadamente fría, en el departamento en donde habita una chica.

La temática que se aborda tiene como  referente justamente el festejo del “Fin de Año” qué comúnmente se celebra en casi todas partes del área Occidental. Un día Festivo que da pie a la historia, a un reencuentro entre una madre con su hija de la cual prácticamente no tiene noticias, ni relación alguna. 

Ello desde el infortunado día que marcó la vida de ambas, tras de la partida de la madre muchos años atrás, cuando su bástaga apenas contaba con tan sólo ocho años de edad.

Es un drama que bien puede situarse en el subgénero psicológico, pues es la base para desarrollar la trama, en donde el encuentro repentino que enfrenta a estas mujeres, las lleva a revivir las situaciones adversas a su pasado.

El ¿por qué? surge con gran fuerza, intentando crear un ambiente de comprensión y justificación fallido. Una grave enfermedad servirá como parte-aguas en dicho encuentro. 

Feliz Año Nuevo, mamá también está encumbrada bajo la propuesta de denuncia ante el abuso sexual y psicológico de la mujer. Una problemática que desgraciadamente resulta ser muy actual, la cual continúa fracturando a nuestra sociedad.

El drama es escenificado con tres grandes actrices, una de ellas es nada menos que Margarita Sanz, quien ejecuta con gran maestría el rol de “la madre” cuyo nombre es Clara. Junto con ella aparece ganando también gran crédito en el escenario, la actriz  Emma Dib con el rol co-estelar del personaje de Carmen, es decir la amiga de la Madre, quien le brindará su apoyo incondicional para realizar dicho encuentro. 

El personaje de “la hija” (Lola) por otro lado, es interpretada por la joven actriz Elizabeth Pedroza, quien también mostró, su gran madera como actriz. Las tres lograron hacer un deleite de éste drama, el cual está escrito con ciertos brotes de humorismo negro qué se hicieron patentes, con las ocasionales carcajadas del público asistente.

Una historia que transcurre con una temporalidad lineal y, bajo la propuesta escenográfica de Antonio Solano Hernández, en la cual un sillón, una lámpara, unas maletas y un balcón, recrean las escenas en un cuadro presentado bajo un sólo tiempo escénico.

Feliz Año Nuevo, mamá se presentará tan sólo hasta el próximo día 30 de enero de 2020, a las 20 horas de lunes a jueves en el Teatro La Capilla.

 

Fotografía: www.teatrolacapilla.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *